18 nov. 2004

Apple domina el mercado...

Logo de la empresa Apple... de los reproductores de música digital, de la venta de música en línea y, desde hace poco, de software para reproducción de video en computadores personales.

La primera imagen que a uno se le viene a la mente cuando piensa en la empresa de la manzana, es la de un eterno David tratando de sobrevivir en el mundo del Goliat Microsoft. No pocas veces se ha dado por descontada la bancarrota de Apple e incluso se ha rumoreado su compra desde la propia Microsoft. Hoy esos rumores están lejanos y desde hace varios años goza de excelente salud, reconocida no sólo por sus fieles usuarios, sino también por los analistas tecnológicos y financieros. De hecho sus acciones han subido consistentemente.

Esto no significa que haya aumentado sustantivamente su cuota de mercado. En EEUU, donde ha concentrado sus principales esfuerzos de crecimiento, recién está recuperando su 5% de participación (que ostentó a principios de los 90) y fuera de ese país, está aún lejos. En Chile, incluso, ha visto disminuir cada año su cuota de participación principalmente debido a la extraña y poco exitosa gestión de marca y estrategias de venta que han desarrollado sus representantes.

Ante eso, la definición estratégica de la compañia ha sido clara. Su CEO, Steve Jobs, ha declarado que los Mac son "los BMW de la computación personal" y nadie le reclama a BMW su baja participación de mercado. En otras palabras, Apple ha definido a sus computadores Mac como un producto de nicho, y ha concentrado sus esfuerzos, primero, en el campo profesional (diseño gráfico, producción audiovisual (video, cine), producción musical), ofreciendo una gama de Hardware de altas prestaciones (PowerMac, Xserve y Powerbook) y desarrollando para ello aplicaciones de primer nivel que funcionen con su hardware (FinalCut, Motion, Logic, Soundtrack) o apoyándose en la enorme y fiel presencia que ya tenía a partir de productos de terceros (Pagemaker, Quark, Photoshop, Premiere, Director).

En segundo término, ha desarrollado una linea para el mercado de consumo y la educación, con equipos más baratos (Imac, Ibook, Emac) y software para el desarrollo multimedia de alta calidad pero fácil de usar (Ilife, Imovie, Iphoto, Itunes, Garageband). Si a ellos se suma el cambio radical que significó el Mas OS X (construído sobre la base de UNIX, el sistema operativo más sólido, favorito de los cerebros informáticos y usado por defecto, en alguna de sus variaciones, por practicamente todos los servidores web y de datos del mundo) que significó abrirse también no sólo a una mayor base de desarrolladores de software sino, sobre todo, abrirse a una lógica de software abierto, estándares públicos, etc, que ha enriquecido enormemente su oferta. Hoy se hace más software para Mac que nunca antes.

Sin embargo, en el campo de la música digital, Apple ha hecho una apuesta completamente diferente, y apunta a ser el dominador de ese mercado, hasta ahora, con completo éxito. Su reproductor de MP3 (ipod) no sólo se vende por millones en sus ya 5 generaciones, sino que se ha transformado en una moda y un culto. Su sencillez, su facilidad de uso, su diseño y su calidad hacen que hasta casi se olvide que su precio es bastante alto. Hoy día los usuarios pueden elegir entre cuatro modelos diferentes (ipod normal, Ipod Photo, Ipod Mini e Ipod U2 Special edition) y se anuncia una quinta variación para las próximas semanas (se trataría del Ipod Micro, con memoria Flash en lugar de disco duro).

El complemento perfecto del Ipod ha sido la Itunes Music Store, tienda de venta de música en línea que por 1 dólar la canción o 10 dólares el disco, ha revolucionado la descarga legal de música en Internet. Con el 70% del mercado, la tienda ha sido un éxito hasta ahora, sorteando los ataques de fuertes competidores (Real, Napster, Virgin, y la propia Microsoft, entre otras).

Un reciente estudio ha revelado además, que el reproductor multimedia de Apple, Quicktime, ha crecido sostenidamente en su presencia en los PC del mundo, alcanzando al WMP de Microsoft y relegando a un lejano tercer lugar al líder de hace algunos años, RealPlayer. Esto ha sido posible gracias a la eficaz estrategia de soportar estándares abiertos (incluso creándolos y entregándolos gratuitamente, como el reciente H264), en lugar de obligar a los usuarios a usar formatos propietarios.

La pregunta que los fieles usuarios de Mac nos hacemos es qué pasaría si, aprovechando las utilidades recogidas en estas aventuras exitosas y la experiencia acumulada, Apple abordara la difícil tarea de atacar de una vez el mercado corporativo con equipos de alta calidad y bajo costo. Teóricamente, sólo puede ganar, ya que una de las condiciones que impide a muchos usuarios comprarse ese lindo Mac para la casa, es que en su oficina, en la de su cónyuge y en el colegio de sus hijos, trabajan con Windows, y el miedo a las incompatibilidades (que todo usuario experimentado sabe que a estas alturas son mínimas) y a la curva de aprendizaje son un freno poderoso. Pero para ello deberá abordarlo con calma e inteligencia, ya que al frente tiene un adversario poderoso, que ya ha resentido el golpe de ser "segundo" en el campo de la música digital y que no hará fácil una competencia por su mercado casi monopólico de la computación personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.