15 nov. 2005

Diez prioridades en educación (3/3)

Frontis del Ministerio de educación de Chile con una persona pasando por el letrero que lo identificaTerminamos esta serie de reflexión sobre los desafíos que enfrenta la educación de nuestro pais abordando los dos elementos que me parecen más de la estructuración interna del Ministerio de Educación.

Desde 1981 los establecimientos educacionales chilenos no dependen directamente del Ministerio de Educación (sólo hay una excepción: la escuela "La Estrella" de la Antártica). Cerca del 50% de la matrícula está en establecimientos de dependencia municipal, alrededor del 40% en la educación particualr subvencionada y un poco menos del 10% en colegios particulares privados.

Esto no obsta que el Ministerio tenga aún, a veces para preocupación de los establecimientos, una enorme influencia e injerencia en la forma en que desarrollan sus funciones los establecimientos con subvención estatal (sean municipales o privados), mientras los particulares privados, en el otro extremo, prácticamente gozan de una completa libertad de acción.

Los mecanismos de control son básicamente tres: la supervisión, a Inspección y la tradición. Sobre lo primero, baste mencionar los enormes esfuerzos que se despliegan hace ya varios años para que los antiguos supervisores (encargados en su tiempo de asegurar el cumplimiento de las directivas ministeriales en establecimientos que estaban bajo su dependencia) cumplan ahora un rol de apoyo pedagógico. En la vida real, la inercia (de los mismos supervisores y del ministerio, pero también de los propios establecimientos) hace que sean percibidos y actúen efectivamente, casi de la misma manera que hasta antes de las reformas de 1981.

La Inspección, por su parte, se refiere al conjunto de Inspectores que fiscalizan a los establecimientos que reciben la subvención pública. Es decir, su rol busca controlar el cumplimiento de la Ley de Subvenciones, considerando las condiciones por las cuales ellos perciben los ingresos y los administran.

Finalmente, la tradición estructural del ministerio, antiguo "dueño" de los colegios, se traduce en que los directores de muchos establecimientos municipales y no pocos particulares subvencionados, perciben a las autoridades ministeriales como sus jefes, con todas las consecuencias que eso acarrea.

De lo anterior se desprende la urgencia de desarrollar una amplia modernización del Ministerio de Educación, que le permita, institucionalmente, ponerse a tono con el sistema que hoy día existe y que, para bien y para mal, le toca conducir y liderar en el camino que Chile recorre hacia su desarrollo.

Una actualización de su organigrama, que refleje mejor las funciones que el país requiere, una definición más precisa de las funciones, una articulación más descentralizada de las políticas, un dimensionamiento más adecuado sobre la educación superior, etc, son las claves que han sido consideradas en dos proyectos de ley que nunca han sido tramitados cone l entusiasmo y la decisión que los tiempos requieren.

El último desafío, también vinculado al funcionamiento del MINEDUC, se refiere a la necesidad de un recambio generacional. El equipo que ideó y desarrolló la Reforma a comienzos de los 90 ha hecho un importante e invaluable aporte al país. No hay ni una sombre de falta de gratitud en este comentario, al contrario, creo que muchos de ellos han entregado lo meor de si y contribuido de manera patriótica a la construcción de un sistema educacional que está años luz por encima de lo que les tocó recibir al final de la dictadura.

Sin embargo, es importante que nuevas voces, nuevas mentes y nuevas manos puedan tomar el relevo y aportar ingenio y creatividad a los desafíos que vienen por delante. Es imposible, después de 15 años más o menos en las mismas funciones, que cualquier ser humano siga con la misma agilidad y novedad para enfrentar los problemas y proponer soluciones. Lo normal, es tender a repetir las recetas que en el pasado funcionaron. Y hoy, enfrentamos desafíos, como los señalados en este y los artículos precedentes, completamente novedosos, muchos de ellos como consecuencia de los avances conseguidos, y que requieren nuevas miradas.

24 oct. 2005

Diez prioridades en educación (2/3)

Fotografía de un grupo de tres profesores, una mujer y dos hombres, mirando hacia la cámaraContinuamos con esta serie en la que queremos proponer los temas que me parecen clave de abordar para el mejoramiento de la calidad de la educación en nuestro país. Señalamos primero el aumento de la cobertura en la educación parvularia, el mejoramiento de los sietmas de evaluación de los aprendizajes, la necesidad de promever la participación responsable de las familias y finalmente mencionamos los desafíos ante la formación, las prácticas y la evaluación docente.

En este segundo artículo nos referiremos a algunos aspectos más estrucrales del sistema qu es nevesario abordar. En primer término, es clave dotar de mayor autonomía a las escuelas. Hoy día, todas las escuelas subvencionadas tienen enormes dificultades para resolver en el sno de su comunidad muchas de las dificultades que enfrentan.

Esto es especialmente fuerte en el ámbito municipal. Si un establecimiento municipalizado tiene la mala suerte de contar con un alcalde y/o una corporación municipal indiferente ante la administración de la educación, sin sntido de urgencia e importancia, o simplemente ineficientes en el cumplimiento de sus tareas, se encuentra en el peor de los mundos, ya que no cuenta, por sí misma, con las atribuciones mínimas para tomar decisiones relevantes acerca de su gestión: no puede administrar su presupuesto (puede que ni siquiera lo conozca), no puede administrar su personal, ni siquiera puede definir su gestión pedagógica, sin contar con la enorme demanda que sufrirá de parte de supervisores y representantes de programas directos del MINEDUC. Si el alcalde y/o la corporación, en cambio, tienen interés y ganas de priorizar la gestión educativa, los problemas se trasladan de nivel, ya que ellos tampoco contarán con la autonomía y flexibilidad que requieren. En concreto, se necesita que a nivel municipal las autoridades educacionales cuenten con las atribuciones (y los grados de responsabilidad y cuenta pública correspondientes) para cumplir ta tarea que se espera de ellos.

Avanzar en la autonomía de la gestión de las escuelas tiene como contrapartida el desafío de profesionalizar la gestión de las escuelas. Hasta ahora, el estatuto docente ha impuesto que la dirección de la escuela la deba hacer un docente. Esta es una rigidez incomprensible. Que el Jefe de la Unidad Técnico Pedagógica deba ser docente, es natural, se trata de una tarea que demanda conocimientos y experiencia pedagógica. Pero la dirección exige habilidades de gestión, de administración de recursos financieros, humanos y técnicos que un docente puede o no tener y, qué duda cabe, otros profesionales también.

La "Ley de Directores" aprobada el año pasado es una avance ya que establece mayores requisitos y apoyos, pero el paso siguiente debiera ser la aprtura a otras profesiones que pudieran aportar una mirada más amplia y más específicamente preparada que la que tenemos hoy.

La investigación en educación es un tercer aspecto que se debe potenciar mucho más. Y más que la investigación pura o la reflexión teórica, siempre importante, Chile debiera destinar sus escasos recursos, por una parte, a un mejor conocimiento del propio sistema educativo y su funcionamiento. Hoy apenas tenemos datos estadísticos e investigación empírica respecto del sistema educacional y el funcionamiento de su modelo. Lo poco que tiene el propio ministerio al respecto está, además, desintegrado por unidades y programas, lo que impide poder formarse una visión general. Por otra parte, es necesario concentra también la investigación en el rescate de experiencias educativas específicas, que en razón de su éxito o buen resultado puedan constituirse en modelos expecíficos de aplicación.

Finalmente, las medidas tomadas crecientemente por los gobiernos de la Concertación han permitido mantener el crecimiento de estudiantes que acceden a la educación superior, especialmente de estratos medios y bajos, incrementando fuertemente los recursos disponibles para créditos y becas. Especialmente en el gobierno actual, este tema ha contado con especial atención y, de aprobarse las iniciativas propuestas, debiera reducirse la importancia que el tema del financiamiento estudiantil ha tenido en la agenda de trabajo en este nivel.

Lo anterior impone destinar todas las energías y esfuerzos al mejoramiento de la calidad en la educación superior. Es evidente que la calidad de la formación superior chilena está lejos de ser lo que el país requiere, tanto en el ámbito público, muchas veces por problemas de gestión, como en el privado, más preocupado de la rentabilidad que de la calidad, lo que es una bomba de tiempo. El sistema de educación superior chileno gozó de una alto prestigio, lo que de verse detriorado crecientemente, terminará afectando finalmente a estudiantes y al país en su conjunto. Fortalecer la acreditación (haciéndola obligatoria para acceder a fondos públicos, diversificando las formas y mecanismos, difundiendo sus resultados), flexibilizar la gestión en el sistema público, regular inteligentemente la oferta mediante incentivos, mejorar sustancialmente la información con que cuentan los estudiantes al momento de postular.

La reducción del tiempo de estudios a tres o cuatro años puede ser una medida efectiva para "ahorrar" recursos públicos en créditos y becas, pero si no va acompañada de mecanismos que permitan asegurar la calidad, se transformará en una solución costosísima para el país en el corto plazo. Terminar con la pesadilla económica que viven las universidades públicas es urgente, y es también una oportunidad para exigirles, justamente en beneficio del bien público, que ellas sean ejemplo de transparencia, eficiencia y resultados.

6 oct. 2005

Diez prioridades en educación (1/3)

La idea de esta serie de artículos es que podamos reflexionar y compartir sobre los que me parecen los diez temas sobre los que se debiera poner énfasis en el ámbito de la educación para el próximo gobierno. Los primeros cuatro se refieren a los actores del sistema. Los segundos cuatro énfasis se refieren más a la gestión de las escuelas y del conocimiento. Los últimos dos, a los cambios que me parecen necesarios en el propio Mineduc.

Sobre los actores, parece haber un primer consenso nacional sobre la necesidad de ampliar la cobertura de la educación parvularia, por tanto no vale la pena profundizar en su fundamentación más allá de señalar la evidencia empírica bastante extendida acerca de las ventajas de la educación temprana. Por tanto veremos muy probablemente un importante esfuerzo en esta línea, que se traduzca en infraestructura, alimentación y multiplicación del fondo para subvención. En este nivel ya se hizo una propuesta curricular y una amplia capacitación de docentes.

Sólo quiero plantear dos preocupaciones que no han salido todavía en medio de este consenso: la falta de suficientes educadoras de párvulos en el país para dar un salto significativo en corto plazo y los problemas de calidad en su formación, por una parte, y la falta clara de definiciones sobre el rol de la JUNJI, que actualmente es una institución pública "proveedora" de educación parvularia y al mismo tiempo, "fiscalizadora" respecto de los jardines que ella no administra, por otra. Esto último generará una creciente tensión, en la medida en que se multipliquen los fondos disponibles y los establecimientos que ofrezcan este nivel educacional.

El segundo desafío ha aparecido muy indirectamente en la discusión más pública, pero aparece recurrentemente en la conversación de los actores, y es la necesidad de ampliar y diversificar los mecanismos de evaluación de los aprendizajes. Es evidente que el SIMCE se ha vuelto completamente insuficiente para conocer la calidad de la educación que reciben niñas y niños. Insuficiente por los niveles en los que se aplica, por la poca amplitud de conocimientos que mide, por la forma en que puede apoyar los mejoramientos puntuales de cada escuela.

Por tanto, la disponibilidad de nuevos y más diversos instrumentos, que puedan ser aplicados autónomamente por las escuelas, vinculados a los aprendizajes esperados en cada nivel educacional, anclados también en los propios proyectos educativos de las escuelas y a cuyos resultados pueden acceder los docentes para focalizar su trabajo en el aula, los directivos para apoyar el trabajo de los docentes y garantizar su eficacia, las familias para saber de los avances de sus hijos en relación a los aprendizajes esperados, debieran establecer bases más reales de información para el compromiso responsable de cada actor.

Esto debiera apoyar el tercer desafío, el de la participación responsable de las familias. La creación de los Consejos Escolares ha sido un primer paso que debe profundizarse, promoviendo no sólo la apertura de espacios en los colegios para la participación sino también mecanismos de mayor responsabilización de los padres respecto de su participación, considerando que probablemente esto requiere una reflexión de país muy extendida, para detectar necesidades e inquietudes, para facilitar la presencia de los padres en la escuela, para apoyar a directivos y docentes n el manejo d nuevos espacios de participación.

El cuarto énfasis o prioridad que me parece relevante es el de la Formación, la práctica y la evaluación docente, temas en los que, en general hay también bastante consenso, pero que en la vida concreta, cuando es necesario ensuciarse las manos para abordarlos integralmente, han faltado las ganas y la decisión política para hacerlo. Un cambio drástico en la formación inicial de los docentes requiere ordenar la oferta de las facultades de educación, hacer obligatoria una acreditación exigente de facultades y carreras, inducir cambios importantes en la actualización de los currículos de formación docente (por ejemplo, ampliando la formación en tecnologías de la información y la comunicación, en el manejo de la diversidad, en la gestión evaluativa y el manejo de estudiantes con necesidades educativas especiales).

Para mejorar las prácticas docentes, mee parece indispensable disminuir las horas frente a curso, para contar con mejor preparación de clases, de evaluaciones, mayor reflexión y trabajo en equipo. En el caso de la evaluación docente, hay que avanzar hacia procedimientos que impliquen mayor participación de directivos y sostenedores, mecanismos que fuercen también la evaluación de los establecimientos privados con financiamiento público y mayor transparencia en los resultados.

15 sept. 2005

Evaluación Docente YA

Fotografía en blanco y negro de un profesor explicando atres alumnos en una sala de clases

Todos los trabajadores y profesionales del mundo estamos sometidos, en términos generales, a dos tendencias a la hora de establecer las condiciones de nuestros contratos de trabajo.
Una tendencia apunta en la dirección de la estabilidad del empleo, esto es, cláusulas que tienden a proteger la permanencia del contratado en su fuente de trabajo. Como contrapartida de esta mayor garantía, suele ocurrir que estos empleos tienen menor retribución (o sea, sueldos más bajos, debido a que el sistema es más caro) y también que se construyen a su alrededor sistemas de evaluación del desempeño muy claros, normados y complejos.

El resultado de ello es que, si alguna vez fuera necesario terminar el trabajo de alguien, exista abundante fundamentación para ello y, especialmente, se pueda evitar el despido mediante procesos de evaluación que permitan mejorar los desempeños deficientes. En otras palabras, la evaluación es otro mecanismo de protección del empleo. Sólo en circunstancias muy específicas y reiteradas, la recurrente mala evaluación podría ser causal de término de la relación laboral.

En el otro extremo, el contrato de trabajo es un acuerdo entre ambas partes y, protegida por ley las condiciones mínimas que garanticen la libertad y resguarden los derechos elementales de las partes, el resto de las condiciones de contratación y finiquito son acordadas por las partes con amplios grados de libertad. Este tipo de trabajo suele ser mejor remunerado, ser mucho menos estable (y por tanto basarse mucho en la flexibilidad tanto de la empresa como del trabajador) y tener sistemas diversos de evaluación del desempeño, concordado también entre las partes.

La enorme mayoría de los trabajadores y profesionales en Chile está sometido a un régimen laboral más cercano a esta segunda tendencia. Un error relativamente serio en nuestro trabajo y podemos ser inmediatamente despedidos (con las respectivas indemnizaciones legales). Los empleados públicos, en cambio, viven una situación más parecida a la primera tendencia, aun cuando sus sistemas de evaluación son aún bastante limitados.

Los profesores de Chile, en particular algunos grupos del Colegio de Profesores, intentan construir un sistema insólito: Del primer modelo, quieren que se les asegure la estabilidad, del segundo modelo, quieren seguir aumentando sostenidamente sus remuneraciones hasta alcanzar a otras profesiones "liberales", pero por ningún motivo quieren ser evaluados.

Ellos trabajan con un bien público y estratégico de nuestro país: la educación de nuestros hijos. Y no les parece justo ni necesario, que la sociedad tenga derecho a conocer la calidad de su trabajo. No les parece importante que los profesores que no lo están haciendo bien reciban apoyo para hacerlo mejor. No consideran digno que un profesor que lo hace sistemáticamente mal durante ¡tres años! pese a los apoyos recibidos, sea separado de sus funciones docentes (con una indemnización millonaria, muy superior a la que recibe cualquiera de nosotros en cualquier circunstancia).

A mi me parece que ha llegado la hora de ponerse los pantalones frente a aquellos profesores que se niegan a la evaluación. Y eso es responsabilidad del Ministerio, qué duda cabe, pero también de los alcaldes y muy especialmente, de las propias familias. Son nuestros hijos los que están expuestos cinco horas diarias al trabajo de uno o varios profesionales de la educación. Como ciudadano y contribuyente, como apoderado y como cliente, tengo derecho a que se me garantice la calidad profesional de los profesores que educan a mis hijos.

La evaluación docente es una necesidad urgente de nuestra educación. Como me dijo un profesor hace algunos días, "si alguien no está dispuesto a aprender, no tiene derecho a enseñar"

9 sept. 2005

Adónde va Apple: Predicciones

Fotografía de tres iPods en distintos ángulos, sobre fondo negroCon el lanzamiento reciente del Ipod Nano y el Iphone (ROKR), Apple ha dado un nuevo paso en su dominio del mercado de la música digital. Tal vez uno de los fenómenos interesantes sea justamente la repercusión que ha tenido este lanzamiento en los medios aun cuando los productos en sí mismos sean mucho menos revolucionarios que cientos de lanzamientos anteriores de Apple. Seguramente es el efecto del 82% de la cuota de mercado que Apple ostenta en la venta de música en línea o el amplio dominio que tiene en la venta de reproductores MP3.

A estas alturas, la pregunta evidente es por cuanto tiempo más podrá Apple sostener este crecimiento (y el correspondiente "halo" que parece estar teniendo en la venta de computadores Macintosh). Mi impresión es que todavía queda mucho espacio para crecer. Primero, porque el mercado mundial no ha sido completamente abordado por Apple, que ha concentrado sus fuerzas en EEUU, Europa y Japón.

El crecimiento puede sostenerse también por la continua sofisticación del propio Ipod. Hoy día hay tres líneas de producto. El Ipod "clásico", con versiones de 20 o 60 GB, pantalla color (anteriormente conocido como Ipod Photo). El Ipod Nano, reciente sucesor del Ipod Mini, con versiones de 2 y 4 GB y pantalla color. Y el Ipod Shuffle, de 512 MB o 1 GB, sin pantalla. Salvo este último, cuya finalidad fue cubrir el flanco bajo de Apple ante los reproductores de bajo costo, los otros dos incorporan la posibilidad de transportar y visualozar fotografías, elemento que no estaba presente en la primera generación de Ipods, sólo concentrada en la música.

Antes del miércoles, todos los sitios de rumores tecnológicos apuntaban al inminente lanzamiento del Ipod Video y no implica demasiado riesgo apostar a que antes de fin de año veremos el lanzamiento del nuevo Ipod que permita ver películas, directamente en su pantalla o conectado a un televisor, y, por supuesto, comprar películas y bajarlas directamente del sitio de ventas de Apple: Itunes Store.

¿Qué más podría haber después de eso? Acá van mis apuestas. El siguiente paso va a ser el Ipod conectado, es decir, el Ipod con tecnología Wireless, que se puede conetar a Internet directamente a través de redes inalámbricas. De ese modo, podremos bajar música y videos directamente dee la tienda, sin pasar por el computador.

Cuando eso ocurra, se hará evidente la necesidad de contar, al menos, con un navegador web y un lector de correo electrónico. Si ya estamos conectados, no hay razón para no navegar y estar al día de nuestros mensajes. Y si ya puedo leer mensajes, no veo cómo evitar que el siguiente paso sea poder editarlos, incluyendo algunos archivos adjuntos. Se dice que Apple ya está trabajando en pantallas sensibles para reconocimiento de caracteres y algo habrá que hacer para editar documentos de Word, Excel o Powerpoint. ¿No se parece demasiado a una Palm o Pocket PC? Bastante, sólo que la memoria disponible y la capacidad de proceso será infinitamente mayor. Casi apostaría que ese aparato se llamará "Ipod Newton" para homenajear a la pionera PDA de Apple, que llegó tan adelantada a su tiempo que fue un fracaso donde años después triunfó Palm.

¿Y si mi Ipod ya puede navegar en Internet, mostrar video y fotos, reproducir música, navegar en internet y escribir mensajes, qué le falta para ser un computador? ¿Si tiene una salida de video para conectarse a un monitor externo y un puerto USB para sincronizarse con el computador, qué impide que le pueda conetar un teclado y transformar mi Ipod en mi super portatil PC? Nada. El "Ipod X", dice mi predicción, incluirá un sistema operativo que le permitirá funcionar como un completo computador portatilísimo.

¿Cuándo ocurrirá esto? Saquemos cuentas. Desde el Ipod original lanzado en Octubre del 2001, al Ipod Mini, de enero del 2004, pasaron 2 años y medio. Un año después, en febrero de 2005, salió el Ipod Photo con pantalla color. Han pasado 7 meses y se acaba de presentar el Ipod Nano y es posible que en cuatro meses más veamos el Ipod video. Mi apuesta: El Ipod "Conectado" el 2006, el Ipod "Newton" el 2007 y el Ipod "X" el 2008... o antes.

10 jun. 2005

Mapa de la Desigualdad

foto satelital del planeta d noche que muestra las desigualdades en la iluminación de paises y continentesCuando se nos olvida la enorme cantidad de personas que viven en la pobreza, la oscuridad o en medio de la guerra, siempre es bueno que alguien o algo no recuerde los enormes desafíos que tenemos por delante. A veces basta una imagen para traernos de vuelta a la realidad.

Me parece bien impresionante esta imagen (entiendo que es de la NASA, pero no estoy seguro). La imagen fue construida a partir de fotos satelitales tomadas en distintas horas, de manera de captar el mundo como si estuviera de noche simultáneamente en todo el planeta.

El resultado es impresionante. Un verdadero mapa de la desigualdad. El norte (EEUU y Canadá, Europa, Japón) completamente iluminados. América Latina, Oceanía, Europa del Este, China, con sus capitales y grandes ciudades iluminadas. Africa, salvo Sudáfrica, completamente a oscuras.

No sé si la disponibilidad de luz electrica sea técnicamente un buen indicador de grados de desarrollo. Me imagino que sí debe ser importante. Pero no puedo dejar de pensar en las brechas económicas, culturales, digitales, que esto implica. No puedo dejar de pensar en la vida cotidiana y de las diferencias enormes de quienes vivimos en uno de esos puntos iluminados y quienes no.

Por lo pronto, la puse en mi fondo de pantalla. Ya sé que eso no ayuda a nadie, pero por lo menos me ayuda a mi a no olvidar que mientras escribo esta nota en mi computador, escucho música y la luz de mi oficina me permite trabajar tranquilo, hay millones de personas que aún esperan, en la oscuridad, una oportunidad.

Si quieres la foto en tamaño grande, puedes bajarla desde AQUI

2 jun. 2005

La educación en serio

A medida que el panorama presidencial comienza a aclararse y los candidatos pueden ir abandonando su casi exclusiva preocupación y obsesión por "posicionarse" en la grilla de largada, se abre un espcio para qu se puedan a conocer propuestas serias frente a los diversos desafíos que tine el país por delante, entre ellos, el crítico de la educación.

Hasta ahora, las únicas palabras sobre el tema han partido por la propuesta inicial de Soledad Alvear (ya fuera de carrera) de ampliar y universalizar la educación parvularia, idea que ya han asumido como propia los otros candidatos. Pero aparte de ello, nada más se ha escuchado al respecto.

Nada sobre la calidad dee los aprendizajes básicos de lectura, escritura y matemáticas en los primeros años de la educación básica, y que son críticos para todo aprendizaje futuro. Nada sobre la formación de los docentes, expecialmente la formación disciplinar en la educación básica y la formación en ciencias en la educación media. Nada la educación técnico profesional, su vinculación con la formación técnica de nivel superior y con el mundo real del trabajo en el mercado laboral. Nada sobre los problemas de calidad en la gestión de las escuelas, la falta de autonomía de los directivos, la evaluación de docentes y de escuelas según su efectividad. Nada sobre la educación superior, no sólo de su financiamiento, también de su calidad. Nada sobre la educación permanente de la población adulta, la que arrastra un silencioso peso de la mala educación que recibieron y que los tiene convcertidos en analfabetos funcionales, como han revelado variados estudios.

Decir quee la educación es la palanca del futuro, es fácil. Anunciar que "será una prioridad en mi gobierno", puede alcanzar para ponerse en la línea de partida, pero habrá que ser más creativos, más específicos y más serios para que esa prioridad sea realmente una promesa, especialmente para los más pobres.

4 abr. 2005

Calidad: Quién dijo?

Si usted quiere saber qué programa de televisión tiene más audiencia o cuál es la “denominación de origen” de un vino o comprar cualquier producto, la certificación de un laboratorio o una universidad puede ayudarle a decidir entre una marca y otra.

Sin embargo, cuando se trata de la calidad de la educación hay poca información objetiva que ayude a los padres a elegir entre un establecimiento u otro. El “prestigio” pasado no asegura que se siga impartiendo una educación de calidad. Ni siquiera el SIMCE es un indicador riguroso, ya que se aplica en distintos niveles alternativamente y acceder a información precisa y comparable no es fácil para las familias.

El sello que entrega el “Consejo Nacional de Certificación de la Calidad de la Gestión Escolar” se puede transformar en un importante indicador. Una buena gestión se traduce en mejores aprendizajes. En la medida en que padres y apoderados lo exijan a sus escuelas y liceos; y directivos y sostenedores lo consideren en su trabajo, podremos contar con información objetiva y confiable sobre la forma en que se conduce la educación de nuestros hijos.

21 mar. 2005

Compromiso de padres

Foto que muestra a un grupo de apoderados conversando sentados en las sillas de una sala de clasesNo nos cansaremos en esta columna en insistir en la importancia de poner atención en mejorar la calidad de nuestra educación y en la importancia de un compromiso de país.

Si Chile quiere seguir creciendo y si cada padre y madre quiere que sus hijos tengan mejores oportunidades que las que ellos tuvieron, es indispensable que la calidad de lo que los niños aprenden, o lo que es lo mismo visto desde el otro lado, el de los responsables, la calidad de lo que se les enseña y la forma en que se les enseña, sea asumida por todos los actores.

Este es un buen momento, ahora que comienza el año escolar, para que padres y madres renueven y profundicen su compromiso con la educación de sus hijos. La nueva ley que promueve la formación de consejos escolares es una excelente excusa para participar más activamente. Sin la presencia de los apoderados, la experiencia de aprendizaje de los niños será más pobre. Con su apoyo, compañía, participación y compromiso, nuestros hijos e hijas prenderán más, aprenderán mejor y nuestro país ganará mejores ciudadanos para su futuro.

14 mar. 2005

Excelencia docente

Equívoco resulta el anuncio del MINEDUC de que “aumentó en un 27%” el número de profesores que obtuvieron la Asignación de Excelencia Pedagógica este año. Es cierto, el 2004 se asignó a 409 postulantes y el 2005 a 522: matemáticamente impecable.

Pero la verdad es que el 2004, postularon 941 docentes (o sea, casi la mitad de ellos merecieron la asignación) y el 2005 postularon 1.621 (o sea, menos de un tercio de los postulantes ganaron la asignación).

La peor parte es que, tratándose de una asignación voluntaria a la que postulan aquellos docentes que se consideran a sí mismos como “buenos docentes”, es bien preocupante que sólo 2.500 profesores se hayan presentado en dos años (poco más del 2% de los profesores activos de Chile).

Y si debe preocuparnos el que los profesores no estén dispuestos a ser evaluados ni siquiera para recibir el reconocimiento del sistema y un premio en dinero, más debe preocuparnos que sólo el 0,8% de los profesores de Chile pueda ser considerado hoy día como “excelente”.

6 mar. 2005

Insólita irresponsabilidad de directivos

Foto que muestra a un grupo de niños en uniforme escolar sentados en una sala de clasesRecientemente la Universidad Central ha publicado los resultados de una encuesta a directores de establecimientos educacionales de la Región Metropolitana, en la que generosamente concluyen que ellos y su gestión no tiene mayor influencia en los malos resultados educativos de los niños, contradiciendo la evidencia de infinidad de estudios que han demostrado cómo un adecuado liderazgo en las escuelas repercute de manera directa en los resultados.

La ex ministra Aylwin, que participó de este estudio, ha llamado con razón la atención sobre la gravedad de esta mirada irresponsable, en la que los directivos siempre prefieren ver en otros (los padres, los profesores, el sistema, el ministerio) la responsabilidad sobre los resultados de su trabajo, pero nunca asumiendo que ellos tienen un papel principal que desempeñar.

Este es una costumbre que, para hacer justicia, no sólo es privativa de los directores. El Colegio de Profesores se ha negado a la evaluación de los docentes reclamando que no se puede responsabilizar de la mala educación a los profesores. Los sotenedores, públicos y privados, reclaman que nos es su culpa, sino la falta de políticas y recursos adecuados de parte del Ministerio. El MINEDUC, dice que ha puesto las condiciones para mejorar la calidad, pero que ahora es tarea de los establecimientos, y los establecimientos, alegan que la falta de apoyo de las familias impide mejorar los resultados. ¿Quién podrá, entonces, defender a nuestros niños de la mala calidad de sus aprendizajes si nadie asume su responabilidad?

24 ene. 2005

Las señas de Apple, pequeñas pero insinuantes

fotografía de un computador Mac MiniComo todos los años, los más fieles del Mac esperamos la Macworld de San Francisco, que se desarrolla en los primeros días de enero, sabiendo que en ella Steve Jobs suele presentar las más importantes novedades para los usuarios comunes y corrientes.

Este año no fue la excepción y Apple sorprendió con una serie de novedades: el Macmini (el Mac más barato de la historia con unas más que dignas prestaciones por menos de 500 dólares), la nueva versión de Ilife (el paquete de aplicaciones para la creción y disfrute de contenido digital llamado por Jobs el "office" de la vida digital), la nueva aplicación Iwork (que incluye una remozada versión del software para presentaciones "Keynote" y además "Pages", un ingenioso procesador de textos) y las nuevas versiones de bajo costo del ya famoso Ipod.

¿Qué puede deducirse de estos anuncios?

Hace un tiempo comentamos la frase de Steve Jobs: "Los Mac son los BMW de la computación y nadie le pide mayor participación de mercado a BMW". Más allá de la ironía de que BMW esté produciendo el "Mini" y Apple presente ahora el Mac Mini, es evidente que la jugada de un computador de bajo costo (y reproductores Ipod de bajo costo) apunta a crecer en participación de mercado.

Conozco a muchos amigos que les encanta el Mac y que se hubieran comprado uno hace tiempo "si no fueran tan caros". Pues bien, ya no tienen excusas. Hoy el mac está muy cerca de un PC Wintel armado y por debajo de varios de marca, con prestaciones similares.

No es despreciable el anuncio conjunto del Mac Mini con Iwoks e Ilife. El mensaje pareciera ser evidente: el mac ahora no sólo es accesible en precio, sino que además viene con el procesador de texto y un gran software para presentaciones incluído, y por si fuera poco, con los componentes de Ilife, que inclyen programas para escuchar y comprar música en línea, administrar y editar colecciones de fotografías, editar fácilmente videos, grabar DVD en sencillos pasos, y además, contar con un estudio musical completo para componer música de cualquier estilo, está golpeando directamente a potenciales usuarios de PCs con Windows.

Si a eso sumamos otro antecedente, la movida de Apple parece total: Jobs confirmó que a mediados de este año se publicará nueva versión de su sistema operativo (Mac OSX 10.4 Tiger), el cual saldrá a la calle más de un año antes que la nueva versión de Windows (Longhorn), parece obvio que Apple ya no se conforma con ser la BMW de la computación y quiere ir por más.

15 ene. 2005

Exíjale a su alcalde

En estos días los alcaldes están armando equipos y planes de trabajo para el 2005. Es un buen momento para que usted se acerquen a ellos para exigir mayor atención para la calidad de la educación.



Los establecimientos municipales son los que obtienen los peores resultados educativos. Esto se explica en parte por la deficiencias en el origen sociofamiliar de quienes acceden a ellos, pero en parte importante a las serias deficiencias que tienen en su gestión.



Por ejemplo, un reciente estudio detectó la sobredotación de docentes en establecimientos municipales. Este “gasto extra” repercute en la falta de recursos para enfrentar el desafío de la calidad. Ante este dato, la reacción del presidente metropolitano del Colegio de Profesores es inaceptable, al señalar que los municipios no debieran ajustar su dotación porque eso podría afectar “beneficios” de los docentes. ¿Dónde se establece el beneficio de los estudiantes? ¿Dónde está la preocupación honesta por dignificar la educación pública y mejorar sus resultados?



Exíjale ahora a su alcalde tomar el desafío en serio, que designe directores que sean líderes preparados y responsables de los resultados. En cuatro años más hay elecciones de nuevo, y será el momento de evaluar el verdadero compromiso con nuestros niños y niñas.

10 ene. 2005

Equidad y PSU

No debiera sorprender demasiado que los resultados de la PSU 2004 vuelvan a mostrar la enorme brecha entre los resultados de los estudiantes más pobres y más ricos.



Todos los estudios demuestran el impacto (70 a 80%) que tiene el origen socio-familiar (OSF) en los resultados. Así, los hijos de una familia de profesionales, donde hay libros, computadores y viajes, van a tener con alta probabilidad mejores resultados que los hijos de una familia cuyos padres no terminaron la educación básica o media, son obreros y viven en condiciones de pobreza. ¿Para qué invertir en mejorar la calidad de la educación si el OSF en un lastre que impide los aprendizajes?



Los estudios revelan también que una escuela efectiva puede hacer la diferencia y que estudiantes de menores recursos pueden obtener resultados, cuando la escuela lo hace bien. Eso significa tener directores que saben gestionarla, profesores que dominan sus materias y saben transmitirla, familias comprometidas y estudiantes entusiasmados.



El derecho a una educación de calidad comienza por exigir que cada uno haga lo que tiene que hacer.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.