17 feb. 2006

Apple y Microsoft se baten a duelo

fotografías de Steve jobs, CEO de Apple, y Bill ates, Presidente de Microsoft, ambos haciendo una presentación
Habrá pocas cosas más interesante en los próximos meses, en el mundo de las tecnologías de la información, que seguir de cerca los movimientos que hagan Apple y Microsoft. Aunque hasta ahora la sutileza y las buenas maneras han imperado, no es demasiada audacia predecir que más temprano que tarde una de las empresas intentará sacar el revólver y de la rápidez de los reflejos dependerá la sobrevivencia.

Veamos los hechos. Apple se ha consolidado financieramente, después de algunos años difíciles, gracias a la venta de los Macs de la mano del genio marketero de Steve Jobs, que volvió a dar a los Macs el glamour de sus primeras generaciones. Pero sobre todo, gracias al Ipod, el reproductor de audio, fotos, videos, archivos etc. que nos tiene ya acostumbrados a dos versiones nuevas por año. El Ipod tiene completamente tomado ese mercado (con cerca del 90% de cuota y 14 millones de aparatos vendido sólo el último trimestre del 2005).

En paralelo, Apple desarrolló sobre la base de UNIX, el sistema operativo estándar en el mundo de los servidores y la ingeniería de sistemas, una interfaz gráfica que ha ido mejorando en cada una de sus ya cuatro versiones, lo que lo ha convertido (y esto es un consenso bastante universal) en el sistema operativo más robusto, más seguro y más chic del momento. La esperanzas de Microsoft están puesta en Microsoft Vista, su nuevo sistema operativo que debiera salir este año... o el próximo, y que promete para los usuarios de Windows algunas opciones que los usuarios de Mac ya tienen disponibles hace rato, y por supuesto algunas cosas más.

Por otro lado, Apple desarrolló su estrategia de hardware sobre la base de su alianza con Motorola e IBM para la producción de los chips PowerPC. De este modo, su posderoso sistema operativo contaba con un hardware "propietario" único. Sin embargo, la alianza tuvo problemas en la producción y finalmente Apple terminó desechándola y, para sorpresa de muchos, comenzó la producción de Macintosh con equipos que ahora usan procesadores Intel, los mismos que por años han soportado el desarrollo de Windows.

Por supuesto, Apple se ha preocuado de asegurar que sus equipos sólo corran MacOS X (y no Windows) y que otros equipos con procesadores Intel no puedan correr MacOS X para proteger su inversión en la producción de su hardware. Sin embargo, ya hay tres o cuatro grupos trabajando en romper esas protecciones para ampliar las posibilidades de instalación, obligando a Apple a presentar recursos judiciales para proteger su propiedad industrial.

Donde está el punto aquí. Apple tiene HOY un sistema operativo que es más potente, más seguro y más amigable que Windows y que corre sobre el mismo hardware, y la única razón por la que no lo pone a la venta abiertamente y sale a pelear el mercado de Windows es... porque no quiere.

La pregunta que me hago es: ¿hasta cuándo podrá resistir la tentación? Yo hago mi apuesta. Apple podría estar esperando que Windows Vista salga a la calle. Todos los rumores parecen indicar que pese al gran salto que Gates viene prometiendo desde hace años, el gran salto no ocurrirá y los usuarios accederán a una versión más estilizada y con nuevas prestaciones del sistema operativo actual, pero nada revolucionario. Si es así, Apple tendrá la oportunidad, probablemente con el MacOS X 10.5, de intentar el asalto, pero...

Microsoft no se ha quedado tranquila. Junto con mantener la promesa de Windows Vista será un mejoramiento sustancial (especialmente en el tema de la seguridad que ha sido el principal dolor de cabeza para los usuarios de Windows), Gates deslizó una sutil jugada. Anunció que estaban "pensando seriamente" entrar en mercado de... los reproductores de música digital y amenazar el reinado de Apple y su Ipod.

Las primeras cartas están sobre la mesa. Hay que seguir atentos el juego. Es cierto, la contienda es desigual, Microsoft es una empresa mucho más grande y con mayor capital para arriesgar que Apple, pero no puede descuidarse. El corazón de su negocio es Windows, si Vista no es lo que promete, se verá debilitada. Apple también arriesga. No tiene la fortuna de Gates para iniciar una lucha cuerpo a cuerpo contra Microsoft y, si decide el asalto, va a tener que ser muy cuidadosa, para no morir en el intento.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.