16 may. 2008

Educación Ahora: 33 medidas

Por más que esté de moda hablar (mal) de nuestra educación, se ha hecho difícil escuchar ideas concretas acerca de lo que hay que hacer. Nos hemos acostumbrados a tirar piedras en el tejado de vidrio o sentarnos a contemplar el espectáculo de las trizaduras, sin actuar de verdad.

La educación es parte de nuestras vidas más allá de las salas de clases. Ocurre en todas partes, en todos los espacios y tiempos. Y, sobre todo, la educación debe ser -y no es ahora- el espacio en donde amasamos el Chile de mañana, el que queremos tener más allá del bicentenario.

El objetivo de este trabajo fue rastrear tareas urgentes y acciones concretas que permitan avanzar hacia una mejor enseñanza en el país.

La educación siempre se plantea como un desafío de largo plazo, puesto que sus soluciones normalmente requieren de largos períodos para su implementación, su consolidación y su eventual evaluación. Estamos convencidos de que Chile está ante el desafío histórico de volver a preguntarse qué espera de su sistema educacional en el largo plazo, y ordenarse en función de esos desafíos megaestructurales.

No obstante, nos parece que eso no puede mantenernos paralizados respecto de las tareas de hoy. Estamos llenos de necesidades, problemas y urgencias que requieren nuestra creatividad y capacidad de propuesta para abordarlas. Los estudiantes, en especial los más pobres, no pueden esperar.

De ahí que propusimos a 44 expertos en educación, políticas públicas, actores del sistema, empresarios y ciudadanos, el desafío de compartir con nosotros la construcción de una agenda corta, la agenda de las urgencias en educación. Les planteamos siete ámbitos (con posibilidad de sugerir otros) y les pedimos su opinión con respecto a los principales desafíos de corto plazo, y las formas concretas de abordarlos en los próximos seis meses.
Recibimos más de 900 ideas, las que agrupamos, refundimos, asociamos y ordenamos hasta llegar a 33 medidas urgentes.
¿Cuáles han sido nuestras principales conclusiones? Cuatro

Primero, no fue fácil para nuestros entrevistados pensar en acciones de corto plazo. Muchas veces sus propuestas volvían a las reflexiones estructurales, a los deseos de largo plazo, a laa posturas más bien ideológicas, con alguna dificultad en ofrecer acciones concretas.

Segundo, forzados a definir prioridades inmediatas, los consensos fueron enormes en cuanto a dónde están nuestras urgencias. Los problemas de una metodología actualizada en las salas, el estatuto docente, la falta de sintonía con las familias, la escasa incorporación de las TICs, la ausencia de alineamiento de la educación superior con el mercado, la anquilosada institucionalidad ministerial. Todos, temas que surgieron de parte de prácticamente todos los entrevistados, sin importar posición social, económica o política.

Tercero, hay una agenda de corto plazo disponible. Hay tareas que, independientemente de abordar los grandes temas país en torno a nuestra educación, deben ser atacadas ya, especialmente si queremos que la educación represente una oportunidad para niñas y niños que HOY están asistiendo a nuestras escuelas y liceos.

Cuarto, el problema no lo tienen sólo el Ministerio de Educación y sus autoridades. La mayoría de los inconvenientes y soluciones planteados requieren acuerdos amplios y participación de muchos actores alineados. También la agenda corta necesita la buena voluntad de estudiantes, docentes, sostenedores y directivos, facultades de educación, investigadores, parlamentarios, empresarios y medios de comunicación.

La ministra Mónica Jiménez, al tomar este cargo, tiene un enorme desafío. Sus dos antecesores en este gobierno salieron en circunstancias que sólo agudizaron la crisis y empeoraron las percepciones sobre el manejo de la educación.

La necesidad de conjugar la agenda de largo plazo con las tareas presentes, tiene una nueva oportunidad con una ministra con experiencia en liderar y aunar voluntades, y que no sólo dedique su tiempo a apagar incendios.

El esfuerzo de Círculo Activo, junto a Radio Duna y Revista Qué Pasa, ha sido proponer esta conversación respecto de nuestras urgencias. La idea es abrir el campo de acción hacia los ámbitos más importantes de nuestros desafíos educativos y empujar la construcción de un listado de tareas, las de todos los chilenos.

La agenda está disponible. Ahora, manos a la obra.

Descargar estudio completo AQUI

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.