6 abr. 2010

Un millón y medio de computadores para estudiantes este año en América Latina


Al finalizar el 2009, era posible contabilizar casi 600 mil computadores en manos de los estudiantes de América Latina. El grueso de ese número lo aportaban Uruguay (380 mil) y Perú (150 mil). El resto se distribuía en proyectos de menor escala en Argentina (San Luis), Chile, Brasil (Piraí), Paraguay, Colombia, Costa Rica, Haití y Jamaica.

En setiembre de 2009, el Bid organizó un Seminario en Washington DC sobre el tema de Tics en educación en el que proyectó que, dado el comportamiento de los últimos tres años en este tipo de iniciativas, era posible postular que la adopción de modelos 1 a 1 en la educación de la región se estaba comportando como una innovación disruptiva, es decir, como una estrategia novedosa y atractiva, que llenaba un vacío respecto de la situación precedente ya que permitía el acceso a la tecnología a un costo abordable, a muchos estudiantes y familias para los que antes de esto el acceso era completamente imposible.

En ese seminario, pronosticamos que, de ser cierto el comportamiento disruptivo detectado, para el 2015 era probable que 30 millones de estudiantes contaran con un dispositivo móvil que les apoyara en su tarea escolar.

Para que dicho pronóstico pueda sostenerse, dada la aplicación del modelo propuesto por Christiansen y otros, sería necesario que al terminar el 2010, alcanzáramos el millón y medio de computadoras distribuidas, es decir, sólo este año debieran repartirse 900 mil máquinas.

Los procesos de compra y los anuncios hechos hasta ahora por los gobiernos de la región para el 2010 incluyen a Argentina (250 mil para escuelas técnicas y 350 mil para escuelas secundarias anunciadas por la Presidenta Fernández para este año, más otros tres millones para los siguientes dos años. A esto hay que agregar las 180 mil que anunció el gobierno federal de Buenos Aires y las 60 mil de la provincia de La Rioja) Por su parte Perú adquirió 250 mil computadoras para continuar la expansión de su programa ahora en zonas urbanas y Uruguay otras 180 mil para la ampliación del Plan Ceibal a secundaria. También, Venezuela empezó este año su plan distribuyendo 250 mil equipos a sus estudiantes y Brasil compró 150 mil computadoras.

Sin contar otros programas de menor escala, estas iniciativas implican la distribución en el 2010 de 1 millón 570 mil nuevas computadoras a los estudiantes de América Latina. En consecuencia, y aún considerando posibles dificultades administrativas y logísticas que puedan retrasar algunas de estas entregas, es posible afirmar que muy seguramente se alcanzará y tal vez superará el pronóstico propuesto por el BID para este año y que a nosotros mismo nos pareció audaz hace apenas unos meses.

El desafío sigue siendo educativo. En el BID estamos trabajando fuertemente con los países de la región, varios de los cuales están entre los mencionados antes, para que estas inversiones en equipos y conectividad vayan acompañadas de fuertes apoyos en la formación de los docentes, la generación de nuevos recursos educativos y nuevas estrategias didácticas, el desarrollo de políticas de apoyo de largo plazo e integradas al conjunto de la política educativa, la incorporación de las familias y otras medidas que propongan un contexto adecuado, centrado en la mejora de los aprendizajes de los estudiantes y sostenible en el tiempo.

La Conferencia Internacional sobre Modelos 1 a 1 en Educación, que organizamos en febrero recién pasado en Viena, junto a la OECD y el Banco Mundial, nos volvió a ratificar que las experiencias que exhiben mayores avances en esta línea, son precisamente las que han apostado por enfoques holísticos y audaces.

1 comentario:

Creative Commons License

Esta obra está bajo una
licencia de Creative Commons.